Erika Rodríguez

Familiar de Residente

Erika.jpg

El personal es muy profesional: siempre atentos, siempre dispuestos y, lo más importante, siempre preocupados por el bienestar de los residentes.El ambiente es tan agradable, que nos encanta ir de visita pues es como llegar a casa de la abuelita y encontrarnos con toda esa gente -cuidadores y residentes- que ya son parte de nuestra familia.

 

 Erika Rodríguez

Héctor Trigos

Familiar de Residente

Héctor.jpg

Por mucho tiempo estuve buscando un lugar en donde pudiera estar mi hermano y en Ananta no solo encontré en donde me ofrecieran atenderlo, si no, es una casa en donde brindan una atención profesional, respetuosa y un hogar para él.

  Héctor Trigos

Georgina Turner

Familiar de Residente

Turner.jpg

Ananta ha sido una bendición: es ahora “la casa de mamá”, donde la atienden con profesionalismo y la cuidan cariñosamente, y es también un hogar que comparte con “sus compañeras” -como ella misma dice.


Georgina Turner

Gina González

Familiar de Residente

Gina_edited.jpg

Hoy después de 3 años sigo pensando y sintiendo que no solo es un lugar agradable, es la casa de mi mamá Lulú Parcero en donde ha encontrado mucha paz y tranquilidad (así me lo ha compartido), además de una "familia", los residentes que viven con ella y la acompañan y juntos comparten recuerdos, inquietudes, quejas, alegrías y muchas otras cosas.

Gina González